Los Virus. Biología Selectividad

Ciclo biológico de los virus. Biología selectividad

Ciclo biológico de los Virus

Los virus, al no necesitar energía para desarrollar ninguna actividad ni materia para crecer, carecen de la función de nutrición. Así mismo, carecen de función de relación, pues el contacto con las células que parasitan es totalmente fortuito. En cambio, presentan interesantes mecanismos que les permiten reproducirse dentro de las células hospedadoras.
El ciclo de multiplicación tiene lugar cuando el virión penetra en la célula hospedadora y utiliza la maquinaria replicativa de ésta para generar nuevas partículas víricas. Este proceso recibe el nombre de ciclo lítico porque conduce a la destrucción (lisis) de la célula parasitada.
Algunos virus, sin embargo, penetran en las células hospedadoras y permanecen en ellas sin producir nuevas partículas víricas completas; estos virus siguen un ciclo lisogénico.

Pulsa en la imagen para ver el vídeo ????

Los Virus. Biología Selectividad

A) CICLO LÍTICO: CICLO DEL BACTERIÓFAGO T4.


En todos los ciclos líticos de multiplicación viral se pueden distinguir unas etapas comunes: fijación o
adsorción, penetración, replicación y síntesis de capsómeros, ensamblaje de los nuevos virus y lisis o liberación.
Como ejemplo, estudiaremos el ciclo de un virus complejo, el del bacteriófago T4. Este virus se compone
de una cabeza y una cola en la que hay una placa basal con fibras de fijación. El genoma está constituido por una
molécula de ADN que se encuentra empaquetada dentro de la cabeza.

  1. Fase de fijación o adsorción: el fago se fija a la pared bacteriana a través de las puntas de las fibras
    caudales
  2. Fase de penetración: mediante las enzimas de la placa basal perfora la pared bacteriana y contayendo la
    vaina de la cola inyecta su ADN en el citoplasma de la bacteria (la cubierta proteica queda en el exterior).
    Otros virus penetran por medio de procesos de endocitosis.
    Los virus con envoltura penetran por fusión de su envoltura con la membrana plasmática de la célula.
    Posteriormente el ácido nucleico se libera en el citoplasma mediante la rotura de la cápsida
  1. Fase de eclipse.
    Se le da este nombre debido a que no se observan virus en el interior de la célula. Sin embargo es cuando
    hay una mayor actividad metabólica.
    El metabolismo bacteriano se bloquea y sintetiza los elementos del virus. Por un lado, se replica el ADN
    viral, y, por otro utilizando la ARN polimerasa de la bacteria se sintetízan ARNm que permiten la
    formación de las proteínas de los capsómeros víricos.
  2. Fase de ensamblaje.
    Los capsómeros se reúnen formando la cápsida, y el ADN vírico se pliega y penetra en dicha cápsida
    formando virus completos.
  3. Fase de lisis o liberación.
    Los nuevos virus salen al exterior debido a la acción de una enzima que induce la destrucción o lisis de la
    bacteria

B) CICLO LISOGÉNICO


La mayoría de los bacteriofagos siguen un ciclo lítico. Sin embargo algunos virus, como el fago lambda (λ) que infecta a E. coli, pueden incorporar su ácido nucleico al ADN de la bacteria, replicándose con él y transmitiéndose de generación en generación. A estos virus se les denomina virus atenuados o profagos, y a la bacteria hospedadora, bacteria lisogénica, la cual es resistente a una nueva infección por ese virus.
El ADN del profago puede permanecer en forma latente varias generaciones, hasta que un estímulo induzca la separación del profago del cromosoma bacteriano, iniciando un ciclo lítico típico.
Existen numerosos agentes inductores (rayos X, rayos ultravioleta, etc.), pero todos ellos tienen una característica común: producen daños en el ADN, es decir, ponen en peligro la vida de la célula hospedadora; por tanto, la inducción sería un mecanismo de escape para el virus.


Carrito de compra