Allá por el mes de febrero empecé a darme cuenta de lo que al final ha sido una realidad: alumnos que dependiendo de su instituto, podrán estudiar la carrera elegida o no.

Todos empezaron de la misma forma: un tercer trimestre del curso anterior perdido. Pero a medida que pasaban los meses la diferencia entre alumnos semipresenciales y presenciales se iba haciendo cada vez más notable.

Y a medida que iba pasando el curso la diferencia se hacía más notable

Lo que en un principio empecé a notar como un “desnivel”, a medida que iban pasando los meses se convirtió en un abismo entre unos y otros. Unos: Los que tenían la suerte de ir todos los días a clase. Otros: los que iban un día sí y uno no, o incluso una semana sí y una no. Estos últimos cada vez iban perdiendo hábitos de estudio, rapidez, se olvidaban de conceptos que antes sabían tales como no saber sacar un factor común, no recordar como se hace un sistema de ecuaciones, Ruffini. Se acostumbraron a estudiar solos, a no a ir a clase, a no conectarse a las clases online, a no hacer las tareas. Total, estaban todos iguales, alguien tenía que aprobar ¿No?

Por esas fechas una alumna me comentaba: «pero en este curso la selectividad será más fácil», y seguramente sí, pero sería más fácil para todos: los que iban bien preparados y los que no

Intensivo selectividad 2021

Y de repente termina el curso y empezamos a preparar la selectividad, una preparación totalmente anormal y nada que ver con la de años anteriores. Me encuentro con alumnos que con la mitad del temario dado, y por supuesto, no al nivel que deberían, esperan sacar una buena nota. La mitad de los chicos no asistían a las clases, la otra mitad si. La mitad no hacían las tareas ni se conectaban a la plataforma ni preguntaban dudas, la otra mitad sí. Todo ha sido muy raro, como una especie de distorsión de la realidad. Los que asistían a clase todos los días, estudiaban y se conectaban: estaban asustados con la selectividad. Los otros no, quizás pensaban que se la iban a regalar prácticamente como les han regalado el curso

Todavía no han dado las notas, pero todo apunta a que va a haber muchas sorpresas desagradables aunque espero de corazón no llevar razón

Lo peor ha sido que este curso no todos eran iguales: ha habido alumnos a los que el examen de matemáticas II Andalucía les ha parecido fácil y a otros a los que no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *